Notas etiquetadas en 'Familia Burrón'

Muere Gabriel Vargas

Escrito por en mayo 25, 2010

El día de hoy nos trae una mala noticia, uno de los hidalguenses ilustres, el padre de la familia Burron, Gabriel Vargas murió hoy a los 95 años de edad.

El célebre historietista mexicano Gabriel Vargas, quien dibujó el folklore de esta ciudad en su revista semanal ‘La familia Burrón’, falleció hoy, a la edad de 95 años, rodeado de su familia, en su departamento de la Colonia Cuauhtémoc, de esta capital, a las 14:50 horas.

Lo anterior lo dio a conocer en breve entrevista telefónica la periodista Guadalupe Appendini,  quien agregó que el fallecimiento se debió a una complicación cardio-vascular que venía padeciendo desde hacía varios meses.

Vargas fue reconocido con el Premio Nacional de Ciencias y Artes 1993, otorgado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y era considerado el “Cronista Urbano” de la capital mexicana del siglo XX.

Icono de la caricatura mexicana, a pesar de su avanzada edad continuaba colaborando para la revista mensual ‘Gentesur’. Recibió el año pasado el doctorado Honoris Causa de la Universidad de Hidalgo, su estado natal. Continue reading

Gabriel Vargas

Escrito por en febrero 1, 2010

Gabriel Vargas Bernal es considerado como uno de los sociólogos contemporáneos más importantes del mundo por retratar fielmente la vida urbana de México por casi 70 años y hoy pasa a formar parte del nuestro archivo de Hidalguenses Ilustres.

En algunos lados dicen que nació un 5 de febrero, en otros que el 24 de marzo, también se mezclan los años al cambiar de 1915 a 1918, pero su esposa afirma fué en 1915, de lo que si confirman todos es que este señor nació en Tulanchismes y que justo a los 4 años, a la muerte de su padre, su madre agarró sus chivas y a sus 12 hijos y se los llevó al Distrito Federal en busca de mejores oportunidades.

Con los ahorros que dejó el difunto, con los que habían pensado mandarlos a estudiar al extranjero, la mujer compró una tienda de abarrotes e instaló a la familia por la calle de Moneda. El negocio ayudó a sostener a la numerosa prole durante algunos años, pero al cabo dejó de ser rentable y la mujer, que era animosa, optó por venderlo y aceptar trabajo como obrera en una empresa fabricante de productos médicos.

Antes de cumplir los 12 años, Gabriel, todo un niño precóz, se ganó la simpatía de todos los habitantes del barrio por su habilidad en el dibujo. A la secundaria Vargas sólo asistió unos días, pues había logrado hacerse amigo del jefe de los talleres de dibujo de la SEP, Juan Olaguíbel, quien le permitía pasar la mañana ahí, armado de papel y lápiz, dando rienda a la imaginación. Continue reading