Privilegiando el auto con distribuidores viales

Escrito por en diciembre 6, 2018

Pachuca creció como verdolaga, bueno, la zona metropolitana pachuqueña se extendió como verdolaga gracias a las malas decisiones de los gobernantes que otorgan permisos para construir vivienda cada vez más barata pero cada vez más lejos. Fraccionamientos cada vez más alejados requieren desplazamientos más largos y costosos para la gente, aunque Pachuca sigue siendo una zona relativamente pequeña, las distancias cada vez se hacen más grandes.

Uno de los problemas más notorios en Pachuca -con su zona metropolitana- y sus nuevos fraccionamientos es el transporte público, muchos se ven relegados a las típicas urvans cuyo modelo de negocio las hace incómodas e inseguras. El deficiente -por decir lo menos- modelo de transporte público que padecemos implica que la gente opte por comprar un auto para desplazarse porque “que joda andar en transporte público”.

Todo esto no hace más que incrementar el el número de vehículos que circulan a diario por las descompuestas calles y avenidas pachuqueñas, generando tráfico, incrementando tiempos de traslado y por supuesto, generando más contaminación, no sé si ustedes se han dado cuenta pero tenemos días con mala calidad de aire en Pachuca ¡la bella airosa!

Viene esto a cuento porque la grandiosa SOPOT, una de las causantes de que el Tuzobús no sea una solución real para la movilidad pachuqueña, ha comenzado  la construcción de un nuevo distribuidor vial en sobre Colosio -a la altura de Chacón- y anuncia otro nuevo en, adivinen, ¡Colosio! 

Nuestros tomadores de decisiones no entienden que debemos apostar por el transporte público, que sus distribuidores viales solo migran los cuellos de botella, que seguir construyendo este tipo de cosas solo incentivan el uso del automóvil y que además privilegian la velocidad sobre la seguridad de las personas que comparten la calle. Todos pueden darse una vuelta por cualquier “distribuidor vial” en Pachuca para ver el nulo respeto por los peatones, no sólo de muchos conductores, casi todas estas moles de hormigón resultan una ofensa para el ciudadano que decide caminar. Esperaría que, ya que están decididos a hacer más, los nuevos piensen en peatones y ciclistas.

Esperaría que en algún futuro cercano alguien les indique que van en la dirección incorrecta, que es necesario y es mejor invertir en transporte público digno, que si bien hay banda muy fifí que no se bajará de su auto, habrá muchos que con un buen servicio de transporte, eficiente y seguro, estaría dispuesta a dejar el auto en casa.

Por favor, dejemos de privilegiar el auto, nuestras ciudad y nuestros hijos nos lo agradecerán.

@kikeleash