Presentamos: Jacala

Escrito por en mayo 10, 2009

Como ya se habrá notado éste es un blog sobre el estado de Hidalgo, sin embargo por la falta de tiempo y ya que ninguna secretaría de turismo nos da viáticos no es posible visitar todos los lugares del estado para tener una versión fresca de estos, es por eso que hoy no me queda de otra más que piratearme abiertamente un post de otro blogger sobre el municipio de Jacala.

La cabecera municipal, Jacala de Ledesma, en realidad no es muy grande pero al menos los miércoles que es día de plaza, el lugar es muy concurrido donde se vende casi de todo. Tiene un clima muy agradable y bocadillos deliciosos.
Jacala viene del náhuatl xacallan que significa lugar de muchas chozas. Antes de los españoles vivían aquí grupos de jonaces chichimecas que fueron evangelizados por los franciscanos de Pachuca.

El 15 de febrero de 1826, se creó la municipalidad de Jacala, formando parte del mismo municipio las regiones de Pacula, Jacala, La Misión, San José Tampochocho (hoy Pisaflores), y San Pedro Xochicoaco, las que poco a poco fueron logrando ser municipios independientes. En la época prehispánica estas localidades estaban sujetas al señorío de Meztitlán.

La guerra de Independencia, tuvo acciones militares en la Sierra Gorda en enero de 1811, a cargo de Don Ignacio Muñoz y ayudado por el párroco Joaquín Ugalde, atacaron Jacala en donde encontraron una gran resistencia encabezada por el Sargento Rafael Mancilla, en la cual diezmaron a los realistas y los desalojaron de nuestro pueblo en comento, formando la Primera Sección de Caballería llamada “Dragones de la Sierra Gorda”
.
Uno de los hechos históricos más notables no sólo para Hidalgo sino también para nuestro país tuvo lugar entonces: el Alcalde Primero, Don Gabriel Mayorga, convocó a los vecinos de Jacala a una reunión y en asamblea general, después de deliberar lo conducente, expusieron diversos puntos de vista eminentemente liberales, el 18 de febrero de 1856, se redactó un documento denominado “Acta de Jacala”, el cual contenía algunos antecedentes históricos de ciertas Leyes de Reforma, que tres años más tarde, en 1859, serían promulgadas por Don Benito Juárez en Veracruz.

Las discusiones ocuparon a la asamblea todo el día, al final del cual nombraron a Don Cayetano Castellanos y a Don Félix Rubio, para redactar el acta respectiva y como secretario a Don Ricardo Rubio.

El 24 de Junio de 1849, los sublevados Queretanos, al mando de Don Francisco Bueno atacaron la población de Jacala, encontrando una gran resistencia por parte de la Guardia Nacional la que estaba bajo el mando del Coronel Don Guadalupe Ledesma.

El 18 de Febrero de 1856, se conocen en la región los conceptos contenidos en el “Acta de Jacala” de ideas liberales, que pedía la separación de “Iglesia-Estado” y la “Libertad de Cultos.


En julio de 1861, la guarnición nacionalista de Jacala, que apoyaba al legitimo gobierno de Juárez, se encontraba parapetada en Huichapan con la Guardia Nacional de ese lugar, bajo el mando del distinguido jacalteca, Coronel Don José Guadalupe Ledesma, por el acoso de los rebeldes que apoyaban al Emperador Maximiliano.
Tras una lucha desigual que habría de durar un día completo, salen derrotados los nacionalistas habiendo caído en combate el Coronel Don José Guadalupe Ledesma, en lo que fue una de sus más memorables batallas. Por esta defensa heroica de la plaza de Huichapan, fueron nombradas la liberal Jacala y Huichapan “Hijas Predilectas de la Nación” por Decreto Juarista.

El Acta de Jacala ha sido objeto de estudio y análisis como el que hizo el profesor Raúl Guerrero y se publicó en un número del Centro de Investigaciones Históricas de Hidalgo.

Vale la pena darse una vuelta por el noroeste de nuestro estado, lleno de bellezas naturales arquitectónicas y de hechos históricos, Jacala por ejemplo aparte de sus hermosos acantilados, su bella parroquia de San Antonio que data del siglo XVIII y por supuesto su reloj que está en la carretera federal México Laredo, Jacala tiene otros puntos de interés, que la convierten en una visita bastante provechosa.

Fuente: Hay un lugar