Modificaciones al tuzobús ¿malas decisiones?

Escrito por en enero 28, 2017

El sistema tuzobús nació con problemas, planeado bajo estudios de dudosa calidad, el proyecto ícono de Francisco Olvera no ha podido quitarse el estigma de “proyecto innecesario para robarse el dinero”, como cada obra pública, tiene un poco de verdad.

Durante el desarrollo de proyecto tuzobús muchos alzamos la voz por las medidas que vimos parecían castigar al usuario, puentes peatonales, cero subsidio que incrementa costo y problemas con las alimentadoras. Los “cochistas” pachuqueños tomaron como afrenta que un autobús les quitara (como si les perteneciera) un carril en Felipe Ángeles, se quejaron de los cuellos de botella y nos tildaron de jodidos por defender el transporte público, un poco la cultura de veneración al auto, sin entender que la mayor parte de la población usa transporte público, además de que el auto particular es sumamente ineficaz para trasladarse dentro de la ciudad, vamos, no hay espacio suficiente para que todos usemos el auto.

Tras varios meses se corrigieron algunos problemas, sobre todo los relacionados con las quejas de los cochistas. El costo, las alimentadoras, los accesos, los problemas del usuario del tuzobús siguen ahí, es imposible que el tuzobús atraiga a la gente si a pesar del proyecto se le sigue dando prioridad al automóvil particular.

Viene todo a cuento porque hace un par de días se comenzaron a quitar bolardos del carril confinado del tuzobús en Revolución y Avenida Juárez. Para el “cochista”, aquel conductor que cree que la calle le pertenece y no la ve como -como lo que es- un espacio público compartido con todos, debe ser un “avance”, porque el tuzobús les quita a espacio y “hace tráfico”. No, no son los conductores imprudentes, no son los autos que se estacionan en doble fila, no es el uso indiscriminado del auto, es el tuzobús el que genera el tráfico.

Si bien sobre Avenida Revolución hay partes donde conviene hacer uso compartido (Plaza Bella hasta Jaime Nuno o de Madero hasta Niños Héroes), quitar el carril sobre Juárez es una decisión que no entiendo del todo porque me parece que justo el carril confinado es uno de los pocos puntos fuertes del sistema. Aún con carril confinado muchos conductores no respetan al tuzobús, ¿qué podemos esperar ahora?

Mientras damos soluciones a las demandas de los automovilistas ¿qué pasa con las demandas de los usuarios? Omar Fayad prometió quitar algunos puentes peatonales ¿para cuándo? ¿Habrá solución para la frecuencia de rutas alimentadoras?

¿Para cuando políticas que fomenten el transporte sustentable? ¿Para cuando políticas que vayan enfocadas a la seguridad de todos los usuarios de la calle (peatones, ciclistas, automovilistas) y no sólo obras enfocadas en la velocidad?

Habrá quien diga que hace falta cultura, y sí, puede ser, pero si no la creamos ahora ¿cuándo?

@kikeleash

Nota originalmente publicada en Paradigma