Mi primer día en el tuzobús

Foto: Miguel Olvera, Revista Cuadro.
Escrito por en Agosto 17, 2015

En un análisis “profundo” de mi primer viaje en Tuzobús, cortito y sin mucha prisa, encontré algunos problemas. No me espantan, creo que para ser el primer día con afluencia “normal” -falta el regreso a clases- el escenario no fue tan malo. Digo, siempre puede ser peor, al menos hoy, con contratiempos, el sistema no colapsó.

Las rutas alimentadoras

La ruta alimentadora que vi, no tomé porque ya estaba en el ISSSTE, fue la del venado, en mi “plan de estudio” decidí esperar la ruta alimentadora para ver cuanto tiempo tardaban en llegar, alrededor de 10 minutos (a ojo de buen cubero), lo que me pareció extraño es que llegaron de dos en dos. Supongo un problema en la frecuencia con la que salen los micros que se corregirá con los días.

Los putos puentes peatonales

Las rampas de los puentes peatonales son insufribles. No son accesibles, hacen caminar grandes distancias y complican el acceso al tuzobus, entiendo que en algunas estaciones, entre ellas la del ISSSTE, son un mal necesario, es complejo aplicar un paso a nivel de piso con la infraestructura urbana que hay, sin embargo, limitan e inhiben el acceso, si es una joda tener que subirlo y bajarlo. Me parecen un poco “menos peores” los que tienen rampa y escalones.

La estación

La única máquina expendedora de tarjetas que había no aceptaba billetes, afortunadamente una señora me cambió mi billete de a dólar (veinte pesos) por monedas para poder comprar mi tarjeta. Una señorita amablemente recibía quejas y una que otra mentada además de ayudar a la gente con sus dudas. Me costó un poco hacer que el lector reconociera mi tarjeta, accedí luego sin problema. Parece que las puertas del anden no funcionaban, al menos en dirección centro, un policía manejaba un botón que abría y cerraba las puertas de cristal cuando llegaba el bus. En el otro acceso, para la ruta express, una pasajera tuvo que hacer lo mismo porque las puertas no se abrían aún cuando el bus ya estaba en la estación.

El bus, las rutas.

Es complicado entender el rollo de las 4 rutas express, no hay suficiente información, hay una pequeña hoja blanco y negro que intenta ayudar a elegir la ruta que más te conviene. Parece además que los conductores no saben donde deben subir y bajar pasaje, las rutas express paraban en cualquier acceso, eso confundía a los usuarios, esperábamos la ruta express pero hacía parada en el acceso de ruta “paradera”. Un lío. La demanda parece demasiada, en la media hora que estuve ahí, no vi un sólo bus que no estuviera lleno.

Hasta ahí parece que todo se puede arreglar “fácilmente”. Cuestiones técnicas que se adaptarán en los próximos días, creo. Mi gran pero para este día es el acceso trasero del bus, no sé si sea en todos, pero la puerta trasera es pequeña, del tamaño de un micro normal, no sólo eso, al acceder al bus por esa puerta encuentras escalones, esto complica el acceso y descenso de los usuarios. Con la puerta delantera no tuve ningún inconveniente.

Los buses me parecen angostos, los pasillos son reducidos y complican mucho moverse dentro del bus. Si bien creo que la ruta del centro complicaba usar buses anchos y articulados como la Línea 1 del metrobús del DF pensé que serían más parecidos a los que pasan por el centro histórico, igual, del DF. Quizá eliminar una fila de asientos permitiría que la gente que va parada vaya más cómoda. Quiero pensar que están de ese tamaño basados en decisiones técnicas.

El viaje

El viaje fue, relativamente rápido, insisto, fue muy corto, no tuve mayor problema, tendré que hacer la ruta completa para dictar un juicio respecto al tiempo y calidad del viaje. Subir al bus en el sentido inverso, fue mucho más rápido. Me quedé pensando que es complicada la conexión de la Central de Autobuses a esta primer troncal. Probaré en los próximos días.

El tráfico

No sé ustedes pero al menos en mi recorrido de Villas a ISSSTE, en auto, y luego de ISSSTE a Galerías, en bus, no encontré un tráfico infernal causado por la reducción de carriles. Supongo que hacia el centro se complica el asunto, ya veremos en los próximos días.

En resumen, creo que el tiempo de espera, detalles técnicos y entenderle a las rutas, alimentadoras y express, se solucionará en algunos días. Sí veo un problema con los buses (insisto, no los vi todos) y los accesos en ciertas estaciones ya que me parece que pueden inhibir su uso porque, de entrada, la gente estaba acostumbrada a un mal servicio, peligroso, sucio y contaminante, pero en el que la mayoría de las veces podías ir sentado y, lo más importante, era más barato. La tarifa tendrá que ser revisada urgentemente, es de lo que más se queja la gente.

@kikeleash