El proceso electoral en Actopan, alcaldes[a]

Escrito por en mayo 5, 2016

Como cada que se me antoja, hablaré sobre la polaca del pueblo. Antes que nada quiero decir que Edith Avilés me produce cierta simpatía, sin embargo son pocos los escenarios en los que consideraría votar por ella. Desde mi perspectiva, su campaña no levanta. La estructura priísta la sostiene pero no logro ver que ella levante entusiasmo.

No creo que sea todo culpa de Edith, recibió una candidatura tras un proceso que terminó en fractura, uno de los contendientes ya se hacía llamar “próximo alcalde”, fue golpeada de forma pusilánime por todos lados, cabe recordar que ciertas personas posicionaban en redes el HT #EdithNoEsMiCandidata. No sólo le pusieron el pie para llegar, le quitaron capacidad de maniobra al aceptar gente de otros grupos en su afán de conciliar, esa misma gente que no la quiere, que la golpea por la espalda.

Ahí surge el nombre del candidato del PRD, el tío del ex secretario de la presidencia, hermano del todo poderoso Chapey. Quizá mi escepticismo me gane pero yo dudo mucho que la candidatura de Manuel Ramirez esté libre de la mano de sus familiares. Por lo pronto, como lo hace el PRD desde hace mucho (de mala forma diría yo) avienta al ruedo a otro candidato “ciudadano”, al menos en esta parece haber dinero. Me pregunto que estructura trabaja con él, la perredista o la priísta.

Por otro lado aparece el PES, el partido satélite de Osorio Chong. El candidato PESista Hector Cruz, gris ex colaborador de Jaime Galindo, está metiendo ruido (con pocas nueces) y mucha lana en el pueblo, básicamente porque tiene padrinos que tienen intereses particulares, basta echarle un ojo a su planilla. No se ustedes pero yo no le creo mucho.

Morena, con la maestra Maricela Tapia, como siempre, sacará votos casi sin hacer campaña. Del independiente ni hablar, impulsado por un par de “cuates”, parece que tiene más tipos cobrándole en redes sociales que seguidores.

Hasta ahí parecía todo sin chiste, los priístas peleándose entre ellos pero apareció Movimiento Ciudadano, con la mano de Sosa, impulsando a Teódulo Quintín Pérez Portillo, quien ya fue alcalde una vez y ganó cuando el güero Nuñez era mandamás en el estado.

Con un partido pequeño Teódulo Quintín ya ha metido ruido en el municipio, básicamente porque, a diferencia de otros ex Alcaldes, no tiene fama de ratero, pregunten a trabajadores de presidencia. Ex perredista (quizá su mayor pecado), va con MC de la mano de la fundación hidalguense, al menos, va a poner a trabajar a más de uno.

El voto de enojo priísta se irá al PRD/PES/MC, el ganador puede ser aquel que logre sacar a los actopenses a votar. En redes ganaría PES, en la calle la cosa es diferente, Quintín trae punch.

PD. ¿En contra de quién están los priístas que apoyan al PES, de Edith o de la familia Ramirez?