El otro (sexto) informe de Osorio Chong [parte II]

Escrito por en Abril 1, 2011

Les dejo la segunda parte de “el Otro sexto informe de Osorio Chong“, de @1ameth1;

La situación que guarda el estado de Hidalgo tras la administración encabezada por el priista y hoy ex gobernador Miguel Osorio Chong, deja como saldo un incremento del 30 por ciento en el aumento de la delincuencia así como primeros lugares nacionales en indicadores como asociación delictiva y fraudes. La persecución a periodistas y la falta de transparencia durante su administración también forman parte de su legado.

Crecimiento de la inseguridad

De acuerdo con los registros oficiales sobre denuncias del fuero común, la incidencia delictiva  creció dos veces más rápido de lo que aumentó en el país.

Para el año 2005, periodo en el que tomara Osorio Chong las riendas del estado de Hidalgo, se contabilizaban mil 300 denuncias anuales por cada 100 mil habitantes que posee la entidad. Al corte de 2010, el número de estas creció 30 por ciento cuando el promedio nacional alcanzó un incremento de 13 puntos porcentuales durante el mismo periodo.

Así, bastaron sólo 3 años para que Hidalgo superara también la media nacional en dicho indicador, siendo que antes de 2008 y durante 11 años que se hizo esta medición, siempre se estuvo por debajo.

También, más de 10 mil vehículos fueron robados, condición que provocó que Hidalgo se convirtiera en la cuarta entidad que más cobrara primas de seguro de auto como informa el Instituto Ciudadano de Estudios Sobre la Inseguridad (ICESI), a pesar de que los hidalguenses son quienes menos de estos adquieren en agencias, como refiere la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

A mitad de su mandato constitucional, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) revelaría que en materia de consignación del fuero federal, el estado ocuparía el primer lugar nacional en cuanto a procesados por organización delictiva y primer lugar también, en la misma jurisdicción, en sentenciados por el delito de fraude.

Lo anterior derivado en gran parte, al procesamiento de más de un centenar de elementos policíacos por presuntos nexos con la delincuencia organizada y también a que, como revelaría la Encuesta Nacional de Adicciones 2008,  los jóvenes hidalguenses de entre 12 y 25 años fueron los que mayor incidencia en el consumo de mariguana y cocaína mostraron en el país, agravando el clima de inseguridad dada la lucha por satisfacer ese mercado.

Precisamente los delitos perseguidos por el orden federal fueron los que más daño causaron a la población, pues a la postre, dejarían desde balaceras y cuerpos abandonados en minas, hasta “coches bomba” y un templo en la capital hidalguense donde agradecen vistosamente su edificación al líder de uno de estos cárteles.

No obstante que lo anterior no puede adjudicarse al titular del ejecutivo local, gradualmente y hasta el cierre de 2010,  Hidalgo ha disminuido la proporción de recursos destinados a la seguridad, convirtiéndose en la cuarta entidad que menos presupuesto asigna a salvaguardar la integridad de sus habitantes.

Oídos sordos y mano dura ante las críticas

La violencia también tocó fibras muy sensibles de la sociedad civil ante homicidios dolosos y en muchos casos llenos de saña, en contra del género femenino.

De acuerdo con una solicitud de información proporcionada al medio local El Independiente, sólo entre los años 2005 y 2010 se habían cometido más de 160 asesinatos en contra de mujeres hidalguenses, pidiendo desde entonces diversas asociaciones civiles, la tipificación del feminicidio en la entidad  sin que hayan encontrado hasta la fecha, una respuesta afirmativa a su exigencia.

Por otro lado la organización Article 19, defensora de los derechos humanos y de la libertad de expresión “le recuerda al gobierno del estado de Hidalgo , las responsabilidades internacionales que tiene para garantizar los derechos humanos de todas las personas bajo su jurisdicción, así como de investigar y castigar las violaciones de estos”.

Lo anterior luego de que la Asociación Mundial de Mujeres Periodistas y Escritoras (AMMPE) en su representación local,  diera cuenta del contexto adverso por el que se ejerce la libertad de prensa, pudiendo presumir la participación de autoridades gubernamentales de la administración de Osorio Chong dados diversos antecedentes. De intimidación, acoso y estigmatización.

La organización mostró su preocupación dado que bastaron sólo 50 días del presente año para que registraran y documentaran agresiones a siete periodistas en Hidalgo. La representante de dicha organización, también recibió presiones por parte del diario donde laboraba y es que una encuesta realizada a periodistas del ámbito local por pare de dicha organización, dio cuenta de la intimidación del aparato gubernamental encabezado por Osorio Chong.

Opacidad

Por último, cabe destacar la falta de transparencia con la que se manejó dicha administración mientras estuvo al frente del ejecutivo local,

El Instituto Mexicano de la Competitividad  (IMCO) calificó con 51 puntos, de 100 posibles, la información presupuestal dada por la entidad en 2010. A pesar del bajo indicador, un año antes este fue más bajo para ubicarse en 39 puntos, teniendo la posición 30 nacional en materia de transparencia sobre sus finanzas públicas.

El Índice Coparmex del Uso de Recursos (ICUR) elaborado en 2008 dio una calificación promedio de 4 puntos, sobre 10 posibles, a la transparencia y rendición de cuentas practicada por el titular del ejecutivo en turno.

La consultora aregional destacó a Hidalgo en los últimos 6 lugares en el índice de Transparencia e Información Fiscal (ITDIF) de los años 2008 y 2010 y en las últimas 7 posiciones en ITDIF 2009; esto, habiendo recibido Osorio Chong la entidad  por lo menos 6 escaños arriba (posición 21).

La Auditoria Superior del Estado de Hidalgo (ASEH), en su momento investigó a 54 ex alcaldes (de 84 totales) por un quebranto de más de 400 millones de pesos en el ejercicio 2008. El proceso no continuó.

——–

Como puede apreciarse, el sexenio de Miguel Osorio Chong al frente del ejecutivo local estuvo lleno de claroscuros que sería injusto calificar sólo con los datos aquí mostrados como lo es, hacerlo exclusivamente con la lectura de su sexto informe de gobierno. Que el lector realice los comparativos correspondientes y juzgue según su criterio.

  • IVN

    Y NI HABLAR DEL SUPUESTO PROGRESO QUE HUBO EN LA HUASTECA, COMO EL SIEMPRE VIENE EN HELICOPTERO, NO CONOCE EL VIACRUCIS QUE ES IR A LA CAPITAL CON ESA CARRETERA. Y NI HABLAR DEL HOSPITAL REGIONAL QUE NO SIRVE PARA NADA, O EL BLVD. CENTRAL QUE ES LO QUE MAS PRESUME DONDE LAS LAMPARAS NUNCA HAN PRENDIDO, LOS SEMAFOROS SE DESCOMPONEN A CADA RATO, Y EL PUENTE LLEVA MESES Y NADA DE AVANCES.

  • JUANITO

    que decir tambien aqui en el Mezquital nos engañan, nos dan atole con el dedo, si vieras las carreteras vecinales, todas en pesimas condiciones, no hay empleos, hay pobreza, marginacion, etc.