El otro (sexto) informe de Osorio Chong [Parte I]

Escrito por en marzo 31, 2011

Se va, se fué y no podía dejar que se fuera sin que le diéramos su despedida. Aquí alguien publicó el evento en el que el gobernador saliente, Miguel Ángel Osorio Chong -alias el chino-, habló de su “extraordinario” trabajo y del “desarrollo” del estado bajo su administración. Cualquier persona con un poco de criterio podrá darse cuenta de que Hidalgo está lejos de ser una entidad vanguardista y competitiva -creo-.

No es el peor gobernante de México, lejos esta del gober precioso o de Ulises Ruiz pero tampoco hizo algo contra la corrupción o el desvío de recursos, “trabajó” mejor que el anterior pero siguió con el mismo trabajo clientelar del priismo de siempre.

Claro está que no puede hablar de los pendientes que deja en el estado, no puede decir que construir puentes y -en general- obra pública no es lo mismo que desarrollo, que aún existe municipios con marginación muy marcada, que la población de Pachuca crezca un “re chorro” no implica que la gente tenga mejores oportunidades de desarrollo, que se le cambió a la cara con obras grandes pero la zona metropolitana de Pachuca tiende a ser más una ciudad dormitorio, y, que el estado sigue exportando jóvenes profesionistas a las ciudades vecinas ante la falta de oportunidades en Hidalgo o porque aspiran a algo más que un puesto burocrático.

Se los puedo decir yo pero no me creen y me falta tiempo para armar un post chido pero siempre hay alguien con más información que está dispuesto a hacerlo. Así que les dejo el texto de Emmanuel Ameth que habla precisamente de las cosas que dejo pendientes:

El otro informe de Osorio Chong (parte I)

Una deuda pública 3 veces mayor a la recibida durante el inicio de gestión, aumento del 50 por ciento en el costo de la burocracia, carencias en inversión privada, una actividad minera al borde del colapso, poca participación de las constructoras locales en materia de obra pública, cierre masivo de empresas y el abandono a los municipios más marginados son parte de las realidades que vivió el estado de Hidalgo durante la administración de Miguel Osorio Chong y que hoy en día, necesitan ser dadas a conocer a través de lo que se puede considerar como “el otro informe”.

Mal manejo de las finanzas públicas

Para el inicio del año 2005, periodo en el cual comienza la gestión del hoy gobernador saliente del estado de Hidalgo y de acuerdo con la propia información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la deuda pública recibida por el ejecutivo local fue de un mil 271 millones de pesos (mdp), pagaderos a 5 años.

En ese mismo año, el saldo de la misma fue renegociada e incrementada, aparentemente por “razones de liquidez” y terminó con un saldo de 2 mil 462 mdp, es decir, ya se había duplicado el monto de la misma y el periodo pasaba a ser de 7 años para su liquidación.

En el año 2009, periodo en el cual Hidalgo adquirió un financiamiento para comprar los terrenos donde aparentemente se construirá la refinería bicentenario, hubo otro financiamiento por mil 500 mdp. Así, el gobierno del estado de Hidalgo había contratado una deuda por poco más de 4 mil 800 mdp, 3 veces mayor a la recibida y pagadera además, a 12 años contados a partir de 2009.

Cabe apuntar que de este endeudamiento, solamente fueron ocupados mil 50 mdp para el pago de los terrenos citados, no brindando hasta ahora un informe que de certeza sobre el destino de los 450 millones restantes.

La burocracia “engordó” también durante su mandato. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), antes de su mandato, se gastaban de manera anual 739 millones de pesos en materia de “servicios personales”. La última información revelada correspondiente a los años  2008 y 2009 muestra un gasto mayor a los mil 100 mdp en el mismo rubro, aumentando cerca de 50 por ciento.

De hecho, de acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), el estado de Hidalgo reporta sólo 4 por ciento de su gasto al pago de nómina cuando en realidad, este asciende a un 65 por ciento de su presupuesto, siendo la cuarta entidad que más destina recursos a este concepto en el país.

Hidalgo también carece de autonomía financiera, toda vez que como puede apreciarse en la ley de egresos para el ejercicio 2011, 93 por ciento de los recursos son federales y sólo el 7 por ciento, pertenecen al rubro de “ingresos propios”.

El aumento de la burocracia en sectores que no son prioritarios puede apreciarse en el denominado “despacho del gobernador” que en el año 2005 operaba con sólo 11 mdp y para el último año de gestión de Osorio Chong superó los 67 mdp.

Una economía en declive

Para conseguir bienestar, es necesario un dinamismo económico que promueva la generación de empleos y que también brinde facilidades a las empresas para continuar su operación. Esto tampoco se dio durante el periodo constitucional que Osorio Chong estuvo al frente del ejecutivo local.

Según el Sistema de Información Empresarial Mexicano (SIEM) y que lleva el registro obligatorio de las empresas que operan de manera formal, antes de que este gabinete asumiera las riendas de la política económica en la entidad, había un total de 22 mil 854 empresas registradas en dicho sistema. Para el cierre de 2010, el número disminuyó a 21 mil 85.

De acuerdo con lo anterior, entre los años 2004 y 2010 hubo un aumento promedio que alcanzó el 8 por ciento en el país mientras que en Hidalgo la reducción fue del 7.7 por ciento, registrando un cierre masivo de empresas.

La industria minera que caracterizó durante mucho tiempo la actividad económica hidalguense, vive su peor momento en el ramo de la extracción metálica derivado del declive en extracción que reporta el INEGI en materiales como la plata donde ahora ocupa la posición 14 de 14 al cierre de 2010. En zinc, plomo, cobre y oro, donde hay 11, 16, 14 y 17 lugares respectivamente, ha dejado de figurar siquiera, a pesar de las buenas posiciones que logró con anterioridad. La producción de los metales mencionados aquí, se derrumbó en más del 90 por ciento en su conjunto.

Continuando con los datos de INEGI y en el terreno de la construcción, en el año 2005 de los mil 873 mdp invertidos en materia de edificación dentro de la entidad, mil 266 correspondieron a desarrolladores locales, participando en el 68 por ciento del valor de esta producción. Para noviembre del año pasado, las empresas hidalguenses encargadas de edificar participaron con mil 428 de los 2 mil 758 mdp asentados en este ese rubro, es decir, su participación en obra la pública desarrollada en la entidad se redujo al 52 por ciento del total, encontrándose en la posición 27 de aprovechamiento por parte de los edificadores locales en las inversiones realizadas en su entidad de origen.

Otros indicadores como los presentados por el Tecnológico de Monterrey en su Índice de Competitividad para los Estados Mexicanos 2010, ubican a Hidalgo como último lugar en cuanto a la compra de vehículos nuevos en agencias y también como último en estadía promedio en cuanto a la ocupación hotelera en la entidad.

En cuanto a la atracción de capital foráneo concebida como inversión extranjera directa, se alcanzó una posición promedio de 26 respecto a otras entidades federativas, lo cual mejoró en un escaño comparado con el sexenio anterior pero es insuficiente para contrarrestar el indicador que lo ubica como uno de los últimos 3 en la materia de los últimos 10 años según el Registro Nacional de Inversión Extranjera (RNIE).

En materia de desempleo, la tasa pasó de 3 a 4 puntos indicador más (33 por ciento más) con variantes “dramáticas” presentadas en algunos trimestres, como el tercero de 2009, donde la tasa anual mostró la variación más alta en el país. Hidalgo también se ha caracterizado por estar en el grupo “muy por debajo de la media” en el periodo de Osorio Chong, donde están los estados que peor expectativa de contratación muestran de acuerdo a la consultora Manpower.

Marginación

La gestión de Miguel Osorio Chong tenía una buena noticia al inicio de su periodo: ningún municipio de Hidalgo se encontraba dentro de los 125 más pobres del país.

Dos años después el Consejo Nacional de la Política para la Evaluación del Rezago Social (Coneval) emitiría un informe que daba cuenta del rezago.: Yahualica, Huazalingo y Xohiatipan estarían en el top 50 de pobreza patrimonial en el país.

De acuerdo con la Coneval, de una estimación de 22 mil habitantes que existen en el municipio hidalguense, 17 de estos viven en pobreza alimentaria al no obtener recursos suficientes para la compra de una canasta básica el 77.9 por ciento de la población de dicha región.

En Hidalgo el 92 por ciento de los municipios cuenta con un programa de abasto rural y el 59 por ciento de los estos cuenta con la presencia de un programa de apoyo alimentario.

En ese mismo tenor el último Índice de Desarrollo Humano elaborado por las Naciones Unidas ubicó a la entidad en la posición 27 nacional para el año 2005 y de acuerdo con la consultora aregional en sus propias estimaciones, para el corte de 2009, la entidad consiguió 45.81 puntos de 100 posibles, para ubicarse en el lugar28 a escala nacional y estando en el grupo de mayor rezago.

Sólo 10 por ciento de la población en Hidalgo no es pobre de manera multidimensional y tampoco es vulnerable a serlo. Del resto, 40.7 por ciento vive en pobreza moderada, 15.6 por ciento (uno de cada 6) vive en condiciones de pobreza extrema y otro 30.5 por ciento de la población es vulnerable a ser pobre multidimensionalmente derivado de sus carencias sociales y otro 3.3 por ciento de la población es vulnerable debido a sus ingresos.

El índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP) del mismo organismo, demuestra un aumento de alrededor de 7 por ciento más al cierre de 2010, de personas que no pueden adquirir una canasta básica con su ingreso teniendo como base el año 2005, periodo en el que inició su gestión Miguel Osorio Chong.

La marginación castiga nuevamente a los municipios más marginados mediante otros indicadores. Según el último censo de población y vivienda 2010 llevado a cabo por el INEGI.

En Yahualica, San Bartola Tutyotepec y Huehuetla, uno de cada 3 habitantes es analfabeta; en Xochiatipan, Jaltocán y Tepehuacán de Guerrero son analfabetas 3 de 10; Tianguistengo, Atlapexco, San Felipe Orizatlán y Huazalingo tienen un analfabeta por cada 4 habitantes en su población mayor a 15 años.

Uno de cada 14 pobladores en la entidad cuenta con una vivienda cuyo suelo es de tierra, 7 de 10 lo tienen de cemento en firme y sólo uno de cada 4, cuenta con algún acabado en su losa.

Hay por lo menos 5 municipios donde la mitad de la población no cuenta con acceso al agua entubada ni siquiera acarreada de otra vivienda o de tomas públicas. EnLa Misión, Pacula y Xochiatipan el acceso al agua entubada es posible sólo para el 35, 45 y 49 por ceinto de la población, respectivamente.

En Huautla sólo uno de cada 4 pobladores tiene drenaje en su vivienda y en Xochiatipan y Atlapexco sólo uno por cada 3. En 10 municipios hidalguenses, más del 80 por ciento de la población requiere de leña o carbón para poder cocinar. En tres de cada 10 viviendas en Hidalgo, no se cuenta con algún medio para refrigerar el alimento.

En pleno siglo XXI, se sigue creyendo que el desarrollo “se mide” a través de la inversión en infraestructura pública. Se confunden los instrumentos con los fines. Si así fuera, una carretera o un puente no tendrían mayor derrama económica que la dejada por su construcción pero sucede que su verdadera aportación se mide en cómo conecta a las comunidades y ello genera una dinámica social y económica, es decir, genera bienestar.

Si una obra pública en materia de infraestructura no genera bienestar a través de su influencia indirecta en desarrollo humano, puede ser considerada un desperdicio sin importar que las inversiones sean “las más grandes de la historia en su rubro”, afirmación que sirve sólo para saber que con el siempre creciente presupuesto no ha disminuido de manera significativa la proporción que ya tenía para dicho sector.

En la segunda parte de El otro informe se abordarán temas de inseguridad, transparencia. Delitos contra las mujeres y persecución de periodistas.

Le invito a que lo lea. @1ameth1

Ahí les encargo pero si prefieren sigan comprando espejitos
@kikeleash

  • JUANITO

    Kikeleash, ahora si te gane en ver este articulo, ayer lo vi y me llamo mucho la atencion, soy de actopan, y estoy totlamente de acuerdo contigo, seguimos siendo un estado de los mas jodidos, el pueblo pobre y el Gobierno mas rico. Por aqui en Actopan, (37 km.) de Pachuca hay comunidades sin agua y sin luz, y todavia le aplauden a Osorio!!!!!

    • Si, Ameth lo subió a un par de lados más. Necesitamos ser más ciudadanos y no sólo votar sino exigir. Saludos.

  • Pingback: Acerca del ultimo informe de Miguel Osorio Chong | UnHidalgo()

  • sigfrid

    un saludo a todos y solo pido un poco de atencion soy un ciudadano comun que tiene que trabajar todo el dia para medio pasar estos tiempos y el motivo de esto es relacionado a un apoyo a la vivienda que solicite en huichapan HGO y del cual a pasado mas de un año y medio casi y no tengo respuesta el presidente municipal a platicado con nosotros(otras personas) que ya estaba el apoyo pero no nos adado nada y tiene como dos meses que nos cita y cuando llegamos nunca esta como es posible que un servidor publico juegue haci con la necesidad de las personas y cabe decir que es un apoyo parcial el que solicite solo de unas laminas y un piso, bueno gracias y señor Osorio Chong espero aga una llamada a su sub alterno y ayude a estas personas que tenemos sueldos miserables GRACIAS

  • LOS NUMEROS SON IMPRESIONANTES PERO YO HE TENIDO LA OPORTUNIDAD DE IR A COMUNIDADES DE HUAUTLA, Y LA POBREZA ES IMPRESIONANTE, ES INDISCREPTIBLE, Y PEOR AUN XOCHIATIPAN. OLVERA GANO GRACIAS A LA IGNORANCIA DE LA HUASTECA.

  • Carlos

    El PRI no va a acabar con la probreza de la gente, porque este sector es su base de apoyo, ya que con una torta y refresco o con un bulto de cemento o con escrituras grátis de su terreno o una despensa que les entregan cada periódo de elecciones tienen el voto seguro.

    Cuando se tiene hambre no se piensa.

    Atte.
    Grupo Anti Peña Nieto.