Derribemos los puentes (peatonales)

Escrito por en Febrero 15, 2016

He escrito muchas veces que me gusta que mi pueblo sea pueblo pero también me gustaría que fuera un “pueblo progre”, esto último suena muy complicado pues aunque tenemos ciudades progres (no del todo) como el DF, donde hay bodas entre homosexuales y abortos legales, eso es algo que en provincia parece no llegará pronto, al menos no de este lado. Sin embargo, hay otros temas que son mucho más fáciles de implementar y digerir, como la movilidad.

Durante esta administración (Goyo power) se arregló la avenida (o calle o boulevard) principal en el pueblo (¿ya les dije que es Actopan?). Independientemente de la calidad de las reparaciones (parte de la calle ampliada se llena de baches cada rato) o de la necesidad de traer palmas al camellón (¿por qué no usar flora de la región?) me parece que el primer tramo, de Lerdo de Tejada a  Nicolás Bravo, es -siendo buena onda- funcional para los peatones, y eso es algo que se aplaude.

En el tramo mencionado de aproximadamente 700mts. (según google maps) se modificó el camellón para dejar pasos peatonales que son mucho mejores que los puentes peatonales que son costosos, inseguros y son inaccesibles para ciertas personas. Claro, estos pasos peatonales no son perfectos (algunos terminan en una especie de escalón altísimo) pero es mejor que pedir puentes peatonales.

pasos peatonales

Pasos peatonales a nivel de Piso en Actopan.

Puedo aventurarme a decir que poniendo estrictos límites de velocidad los puentes peatonales (frente a la Cruz Roja y el de Nicolás Bravo) deberían ser removidos. El puente de Nicolas Bravo (aka La Corona) cuenta con un semáforo, basta con sincronizarlo correctamente para que la gente cruce con mayor seguridad, cruzar el puente no sólo supune un esfuerzo extra (¿han pensado en una persona de 80 años cruzando eso?) sino también es inseguro, ha habido asaltos ahí. A 50 metros de ese puente, hay un paso peatonal en la calle Gonzáles Ortega, la gente cruza sin mayor dificultad (claro, con precaución), eso mismo podemos hacer en el semáforo si se marca bien el paso peatonal, se sincroniza el semáforo y, sobre todo, los conductores comienzan a responsabilizarse y cuidar a toda la gente que usa la calle (otros conductores pero sobretodo ciclistas y peatones).

El puente de la Cruz Roja puede removerse sin ningún problema, está entre dos semáforos que tienen una separación de unos 200 metros, los conductores bien pueden bajar los límites de velocidad para ceder el paso (obligarlos si es necesario, topes, semáforo peatonal). Ya mucha gente cruza por debajo, es quizá riesgoso pero ¿por qué una persona a pie debe subir y bajar 50 escalones para cruzar una calle y el conductor no puede disminuir su velocidad?

Habrá quién diga que los puentes peatonales son para proteger a los peatones, pero no es así, los puentes en realidad están hechos a la medida de los autos, para que los conductores no tengan que pisar el freno y puedan ir más rápido, se basan en un modelo de ciudad en la que todos (como si fuera posible) deben moverse en auto. Estamos creando ciudades para vehículos, para máquinas, en lugar de crear ciudades para personas.

He escuchado muchos comentarios tipo “yo soy conductor y prefiero usar el puente cuando camino”, ¿qué pasa con una mujer embarazada, con un adulto mayor, con una persona en silla de ruedas? ¿Se deben quedar en su casa por que la infraestructura no los ayuda? Creo que mejor hacemos calles universalmente accesibles y nos olvidamos de los puentes peatonales.

En Actopan sólo es necesario brindarles mayor seguridad a las personas que cruzan a diario la avenida principal (niños, jóvenes, adultos). Es necesario marcar estrictos límites de velocidad, una máxima de 60km/h en la avenida principal (en DF vías primarias es de 50km/h) y muchos letreros de precaución (no hay uno sólo de límites de velocidad). Estaría bueno un letrero enorme en la entrada y en el puente de “la glorieta” con una leyenda que dijera “Nuestro niños cruzan esta avenida, por favor respete los límites de velocidad. 60km/h” (Tómenla, se las regalo).

Si usted cree que los peatones son imprudentes y que tienen la misma responsabilidad que el conductor, sugiero leer el post de Dana Corres “Por qué no multamos a los peatones“.

Si usted cree que 60 km/h es muy poco, sugiero leer el post de Pedestre “Una ciudad a 30km/h” o “¿Sirve bajar la velocidad?” en más por más.

Si usted necesita más argumentos contra los puentes peatonales, por favor pase a “Rompiendo el mito de los puentes peatonales“.

Si usted cree que falta corregir la redacción, es muy probable que tenga razón, por favor deje un comentario abajo.

 

@kikeleash