Me gusta el pueblo (Actopan)

Escrito por en noviembre 14, 2014

Vivir en un pueblo tiene sus ventajas… y sus desventajas. Cada pueblo tiene sus particularidades. Me gusta que mi pueblo sea pueblo, porque eso lo hace diferente, con su gente, con sus problemas, porque aunque haya cosas parecidas en otro lugar éstas nunca serán iguales, mejores o peores pero nunca iguales.

Me gusta el pueblo porque la idea de modernidad termina llevándonos a ciudades genéricas (@PakikoP dixit), ciudades “modernas” porque cuentan con un Starbucks, con plazas comerciales, con edificios de condominios, con McDonalds y Burguer King.

Me gusta el pueblo por su plaza (para los chilangos: el tianguis), por los marchantes, por la verdura fresca recién cortada, no toda, claro. Por los vendedores que convencen con un: “son de agua limpia marchantita“.

Me gusta esa costumbre de, a pesar de estar en un pueblo dentro del mismo municipio –no sé si en todos lados pasa-, terminan diciendo: voy a Actopan (el centro), como si cambiaras de estado, país, nunca sales del municipio, pero se habla como si se necesitara pasaporte. El pueblo es chido porque es pequeño, me gusta porque puedes llegar a casi cualquier lado caminando o en bicicleta.

La gente en el pueblo es, regularmente, amable, puedes caminar en el pueblo sin mucho problema, el conductor trata de ser educado, cede el paso, quizá es porque el conductor no llega a estresarse en el tráfico. Caso aparte son las horas de entrada/salida en la escuela, en el pueblo -y creo que en todos lados-, esa hora es complicada, mamás y papás se vuelven conductores histéricos, también está el conductor chilango turista que no respeta el 1×1 y no concibe que la gente ceda el paso, claro, hay excepciones.

Me gusta el pueblo por su comida, por las gorditas de barbacoa, por las chalupas y pambazos del mercado (por favor chilangos, nuestros pambazos no son bañados en chile rojo), por los tacos de cebolla de Don Poncho siempre jetón, pos los de suadero del Jiadi –aunque estrictamente hablando, esos ya son de otro pueblo-, por las hamburguesas de la glorieta -que no es glorieta- o por las del banco, por los jonucos, por los sopes, quesadillas, etc, por el maíz, por las tortillas, por los tlacoyos.

Me encanta la iglesia y el convento con su capilla abierta y caballerizas; me gusta la plaza del centro (a pesar del estacionamiento nuevo), sus colores, portales y jardines, el jagüey que funciona -a veces- como campo e futbol. No me gusta el obelisco, nunca he subido y no pienso hacerlo, tampoco el nuevo edificio de la presidencia pero ya están.

Obvio el pueblo también tiene sus cosas malas, la falta de trabajo, de oportunidades, de espacios culturales pero esas son cosas de las que no escribiré en este momento. Además, si usted se aburre del pueblo, siempre tiene la opción de agarrar un camión o su auto y en 30 minutos estará disfrutando de la creciente modernidad de la metrópoli pachuqueña.

@kikeleash

Actopan y el Estacionamiento

Escrito por en octubre 9, 2014

Setenta cajones tiene el nuevo estacionamiento subterráneo del Centro Histórico del pueblo (aka Actopan). Según leo, remodelar las calles del centro histórico tuvo un costo de 14 millones de pesos (http://bit.ly/Zu7b7r), supongo que el costo incluye el estacionamiento. Aunque la idea es mejorar el tránsito (http://bit.ly/1skLfXU) el ITDP dice que  estas “soluciones”, pensadas en función del coche, no resuelven el problema del tráfico, sólo lo inducen en el mediano y largo plazo (http://bit.ly/1BWVy5p). No sólo eso, la infraestructura para el automóvil no es equitativa pues beneficia sólo a la población que tiene auto (http://bit.ly/1t4Y0b7) y siempre al que más gana (9 de cada 10 hogares con menos ingresos en México carecen de auto).

Según INEGI en 2010, el 44% de los hogares contaban con auto. Lo que implica que menos de la mitad de las familias actopenses se benefician de el nuevo estacionamiento, pero bueno, ya está hecho y debemos sacarle provecho. Creo que el estacionamiento subterráneo del centro debe cobrar, incluso creo que en el centro de la ciudad deben usarse parquímetros.

¿Por qué cobrar estacionamiento y/o poner parquímetros? Porque el estacionamiento subterráneo es una obra que sólo beneficia a cierto sector de la población, porque está construido en un espacio público y ese espacio pertenece a todos, es injusto que se tome el espacio público para beneficiar a un particular sin que éste  asuma el costo de usar su auto -¿se acuerdan cuando se quejaban de que el tianguis de Jamaiquitas se adueñó del parque? Algo parecido-. Mucho del tráfico en lugares como el centro de Actopan es debido al estacionamiento gratuito, el automovilista puede dar varias vueltas a una manzana en busca de un cajón gratuito, contribuyendo a crear caos, mientras que al poner parquímetros los cajones se liberan más rápido, hay mayor rotación de vehículos y esto hace que el transito fluya mejor (http://bit.ly/ZSfOcL).

Sí, a nadie le gusta pagar impuestos, es poco probable que nos guste pagar por un parquímetro en un lugar donde antes era gratuito estacionarse, sin embargo,  si esas cuotas son pequeñas, el ingreso al municipio se maneja transparentemente y se dedica a obras benéficas para toda la población (ej, mejorar banquetas y accesibilidad) entonces es más factible que la población pague esa cuota. Usar auto tiene un costo, es tiempo de que los automovilistas asuman (me incluyo) ese costo.

A pesar de que el pueblo sigue siendo pueblo (no offense, me late mucho que así sea), es necesario que entre a la dinámica de la movilidad sustentable y la reducción del uso del automóvil, en una ciudad pequeña como Actopan sería más fácil implementar una política de movilidad que promueva el uso de la bicicleta, por ejemplo.

@kikeleash

Grupo Cañaveral inicia con gran afluencia la Feria de San Francisco Pachuca Hidalgo 2014  

Escrito por en octubre 3, 2014

Con una nueva ubicación del Teatro del Pueblo, que albergará alrededor de 30mil personas, fue que el día Jueves 02 de Octubre, dio inicio el Cartel Artístico con el Grupo Cañaveral, quien con canciones que han marcado una era entre la música del género popular como es la cumbia, amenizó la fría noche a los cientos de asistentes que presenciaron el inicio de la Feria de San Francisco Pachuca Hidalgo en su emisión 2014; más de dos horas de canciones como “Tiene espinas el Rosal” y “No Te Voy a Perdonar”,  clásicos para una agrupación de más de 19 años que son ya, favoritos de los pachuqueños.

Te dejamos algunas imágenes del concierto en el teatro del Pueblo:

Imagen de previsualización de YouTube